Abismo

Un animal milenario tan viejo como el tiempo,  transformado en hombre, tan solo para alimentarse de tus labios consumido por el deseo de la eternidad, enredado en cabellos de  lava y miradas de sal.

Pero el capricho efímero lo ha devuelto a la oscuridad… al mismo abismo del tiempo.

Prisión

Escurridizos miedos son las rocas de tu prisión donde mitológicas bestias lo habitan, recorriendo  pasillos en amenazante paso altanero atrapando la llama que enciende tus labios tu mirada y cabello.