Laberinto

Soy un animal milenario, empujado a recorrer un laberinto de piedra locura y sal, donde el centro aguarda un tesoro y una condena que hace el triunfo sea derrota a la vez. Pero aun así, en el momento en que la nada misma arrastre mi alma a los confines del oscuro infinito, podré sonreír con el recuerdo de la cicatriz que me haga recordarte.

Clandestino

Que las arenas del tiempo cubran pronto las ruinas y nadie encuentre la llave que abre las puertas de un paraíso clandestino de la cual nunca fui dueño.

El limite

El limite de lo que soy capaz de hacer esta impuesto por el momento en que todas las luces del universo se apaguen a mi rededor y tan solo tenga un momento para sonreír por lo realizado y suspirar por la siguiente oportunidad de existir.