Euforia

La energía se desborda, el corazón se atropella haciendo que el tiempo se desintegre frente a nuestra presencia. Y hace que la euforia caliente nuestras venas desvaneciendo los muros que se presentan en nuestro camino.

A las puertas del Laberinto

A las puertas del Laberinto un cartel dice:

Existe un laberinto de infinitos pasillos sin paredes, con interminables sombras con incontables salidas que no llevan a ningún lado, con sombras de antiguas almas atrapadas en él. Nadie mas que uno solo puede descubrir que encierra. Pero una advertencia, muchos a las puertas del laberinto huyen con verdadera razón, porque el primer paso que des no existirá salida posible. Una vez dentro solo existen dos posibilidades,  perecer intentando salir o buscar encontrar lo que el laberinto encierra, bueno o malo, la bestia mitológica no será fácil de encontrar.

Peleas entre hermanos

En alguna oportunidad me he cruzado con la problemática de que dos hermanos se pelean continuamente, o uno castiga permanentemente a otro.

La realidad es que uno desea que los hermanos sean compinches, sean cómplices e incluso los mejores amigos para toda la vida, pero no siempre se da de esa forma. Por celos, por descuidos de cómo se imparte amor, se generan estos puntos de conflictos desgastante para los padres.

Mi consejo está basado en un principio de adiestramiento militar, este se basa en generar el espíritu de cuerpo, esto significa que cada integrante del grupo pueda entregar la vida por el otro y todos unidos sean uno.

¿Cómo se logra esto? Es relativamente fácil  y a la vez muy difícil, disciplina para todos.  Impartir disciplina hacia cada uno en forma individual, pero el error de uno hace que todos reciban una penitencia.

¿Qué se logra con esto? Que todos colaboren entre sí, que cuando uno no llega a cumplir la consigna los otros le pongan el hombro, y cuando uno hace algo que no debe los demás lo detengan y por último, que todos cierren fila para cualquier infortunio de la vida y juntos salir de ella.

¿Qué se aprende? Se aprende a trabajar en equipo y sobre todo la primera ley universal, Causa y efecto, nada que nosotros hagamos queda aislado y indefectiblemente puede perjudicar a los demás haciendo que uno tenga el espíritu de auto superación.

 

Todo muy lindo hasta aquí, pero aplicado a los hermanos, ¿cómo se logra?, la verdad es que es difícil, porque uno intenta proteger a los hijos, no castigarlos en forma injusta con una penitencia que no merecen. Pero a la vez uno debe solucionar los temas derivados del conflicto entre hermanos, la violencia, el desgaste emocional y sobre todo el stress a todo el entorno.

Mi enfoque al problema sería esquemático en dos simples partes:

_Padre: Observa un incidente entre hermanos, los siento a los dos y les explico que: Como son hermanos, deben aprender a sobrevivir juntos, ser unidos y la violencia aunque sea de uno solo es mala, uno como padre impondrá penitencias ejemplares a cada uno por igual, que duela, también es una forma de hacer entender que en la vida, la no acción dejando que ocurran las cosas hace que igual la ley de causa y efecto entre en juego.

_ Hermanos: el más débil vera como injusto esta nueva política, el ser víctima no resulta bueno e intentara que la relación cambie, incluso se vuelva algo más enérgico y violento, por otra parte el más fuerte creerá que la penitencia de a dos es más llevadera y no tan injusta, PERO comenzará a notar que no resulta tan benéfico, porque ahora su hermano se ha vuelto un control en sus acciones. Con el transcurso de las penitencias que deben ser duras y cumplidas verán que con el tiempo los mecanismos de autocontrol se vuelven más fuertes.

Lo malo de todo esto, es que uno está criando a dos personas unidas de por vida, dos personas que podrán confiar entre ellos, pero también serán cómplices en las travesuras …  Como siempre Causa y efecto, nada es gratuito.

 

Como siempre aconsejo, mi visión es solo mi punto de ver las cosas, no significa que sea la verdad absoluta, así que si tienen otra forma más efectiva de  unir a dos o más hermanos,  aquí pueden compartirlo.

Cicatrices

Las cicatrices que llevamos en nuestro interior son recuerdos de que nos hemos equivocado, pero también de que hemos vivido.

Mi yo

Yo no soy yo, sino el producto de mi caminar por el mundo, lo que ves es una imagen trabajada en el tiempo…  Cuando  muera se va a terminar de dar la ultima pincelada, pero hasta ahí voy a llenar mi vida de pinceladas de sabiduría, con el tiempo tal vez alguien lo vea, tal vez no… Pero no voy a estar para saberlo…

Preguntas

Somos entes que sin ser eternos en nuestras venas recorren el fuego de otras estrellas?

 Somos cuñas que los Dioses introducen en la piedra para poder cortarla?