Insomnio

fire-and-ice-dragon-wallpapers-1024x576

Cada noche, se desarrolla una eterna batalla, entre eternos y opuestos que se enfrentan para obtener el control en la profundidad,  una lucha entre dos criaturas, donde el hierro fundido y el hielo chocan desgarrando la oscuridad con relámpagos de furia. Y al amanecer solo quedan las ruinas, escenario del tiránico enfrentamiento, anticipando el próximo encuentro con distantes bramidos mezcla de dolor y pasión.

Once años

Viniste a mi vida así de golpe y a los tumbos, pero sería faltar a la verdad, porque antes de nacer jugábamos, te vivía hablando y hasta te cantaba, aunque no lo hago muy bien, siempre le puse buena onda.
Ya conoces la historia de cuando te vi por primera vez todo lleno de cables y mangueras quietito, te di mi dedo para que lo agarraras y te dije “Agustincito ¿qué te paso loco?”, te comenzaste a mover y hacer ruidos raros, las alarmas y todo el personal corriendo hasta nosotros, mis piernas se volvieron de papel y todo se volvió más negro aun. Los médicos dijeron que estabas convulsionando mientras corrían, pero te sacaron el tubo de la garganta y comenzaste a llorar. Pocas veces en mi vida pase por un shock de no saber qué hacer… esperaba que alguien me dijera que pasaba, porque solo un momento antes me dijeron que estabas muy deprimido y que estuviera a tu lado ya que podías no pasar la hora, pero de golpe ahí estabas rompiendo los esquemas, (constante en tu vida).
No me moví de tu lado y te pedí que lucharas para salir adelante, por mi lado solo podía acompañarte, no podía hacer más. Pero saliste y sorprendiste a todos contra todo pronóstico, desde ese momento nunca más me separe de vos. Sabes bien que cada vez que vos me preguntas si te quiero, te digo que sos parte mía, nada se compara a ese sentimiento, parece gravado a fuego en mis venas.
Solo cuando te toque ser papá, vas a entender porque soy un león defendiéndote de todo e intentando que estés bien, pero también luchando para que estudies y te apliques a la vida, porque mi único legado es formarte que llegues a ser una persona adulta que tome el camino de vida que elijas, pero sobre todo, que seas feliz.
Hoy cumplís 11 años y deseo que pases un hermoso día rodeado de cariño… pero quiero que entiendas que tan especial sos para mí y a pesar de los errores. Sobre todo que recuerdes que sos un luchador desde la primera hora, y no bajes los brazos nunca para ser feliz.
Un muy Feliz cumpleaños sokete!
Te quiero mucho, Papá

PD: Tenés una sorpresa más en casa esperándote!