13 años mágicos

Hoy a las 21:45, van hacer 13 años mágicos aunque antes de nacer ya éramos compinches, eso lo sabes por incontables veces que te contamos como jugabas con tu pie desde adentro de tu mama para empujarme la mano, y si no la apoyaba te ponías duro. También las veces que tenía que hablarle a la panza para que te calmaras, te decía, “…loco… pigujin, ¿andas haciendo quilombo?” y ahí ya te ponías más suave.

También sabes hasta el cansancio como naciste, se puede decir que fue el momento más difícil que te toco vivir, y para mí un infierno. Escuchar a la doctora haciéndome preguntas y venir el doctor y llevarme de la mano a explicarme que vos tal vez no durabas más de unos minutos. La pucha que me acuerdo y es el único momento que lloro como un nene, pero ahí me mantenía de piedra, pidiendo que fuera una pesadilla. Al verte todo entubado, mi amor se me partía el corazón, te juro que pase momentos muy duros en mi vida, perdí gente muy querida y sufrí infiernos en la tierra de todo tipo, pero verte así te juro que uno se siente al borde de todo.

En ese momento a solas te tome la manito con mi dedo, y te dije exactamente esto “ Pigujin, que macana te mandaste…”, ahí todo negro se me puso, todo sonaba y los médicos corrieron, te sacaron el tubo porque decían que convulsionabas y no sabes, mis piernas se volvieron de papel, creía que me caía y me mantenía como podía, pero ni bien te sacaron eso gritaste, gritaste fuerte, ahí hiciste lo que tendrías que haber hecho de movida, en fin ese punto fue muy dramático, después seguimos juntos y nunca nos despegamos, o como bien saben todos los que nos conocen, vos seguís tan pegote, cosa que aunque me haga el duro, agradezco mucho todo el tiempo.

Verte crecer fue y es lo mejor, muchos se pierden eso, uno aprende muchas cosas, en mi caso a ser más humano, debí aprender a ser varias cosas a la vez, y acomodar la vida alrededor tuyo, pero siempre buscando la forma que fueras más independiente y sobre todo que cuando seas mayor, puedas decidir tomar el camino que más te guste sin miedo de vivir, y sobre todo seas feliz, ese es el mejor premio que podría tener como padre.

Siempre juntos, siempre de la mano, hoy es tu cumpleaños número 13 y dejo este saludo para que cuando viajemos en el tiempo, puédanos recordar las cosas que hemos pasado.

Hoy y por siempre que leas este post, quiero que sea un vistazo a todo lo que has luchado, las cosas que superaste y superamos, desde los miedos, hasta las metas imposibles de alcanzar que hoy son realidad.

Me siento afortunado y agradecido.

Muy feliz cumpleaños Agustín Ricardo III, corazón de león.