Laberintos

Cada persona es un laberinto en continua reforma… algunos tan simples como un pasillo, otros tan imposibles como aquellos donde encierra en su centro al Minotauro. Pero cuanto más complejo sea, más valioso serán los secretos que se encuentren dentro.