Insomnio

fire-and-ice-dragon-wallpapers-1024x576

Cada noche, se desarrolla una eterna batalla, entre eternos y opuestos que se enfrentan para obtener el control en la profundidad,  una lucha entre dos criaturas, donde el hierro fundido y el hielo chocan desgarrando la oscuridad con relámpagos de furia. Y al amanecer solo quedan las ruinas, escenario del tiránico enfrentamiento, anticipando el próximo encuentro con distantes bramidos mezcla de dolor y pasión.

Desafiar al destino

Soy un alma que recorre la misma eternidad viajando a través de incontables nebulosas y galaxias, destilando a cada instante mis sentimientos en un juego donde las reglas han sido escritas en el principio de los tiempos con incontables estrellas. Y cual musa el deseo de tu mirada me lleva a desafiar al destino, para intercambiar tan solo un destello de felicidad a tu lado, y entregar mi alma en pedazos, para ser usados como combustible de calderos siderales hasta ser consumido por mi propio deseo.

El elemento más peligroso y maravilloso

El deseo, es el elemento más peligroso y maravilloso de la naturaleza humana, es el alimento de grandes pasiones y guerras, es promotor de grandes descubrimientos y pérdidas,  es el combustible que moviliza ese motor llamado vida.